miércoles, 27 de julio de 2011

Embusen y Seichusen

Bienvenidos de Nuevo. En esta oportunidad hablaremos de las líneas imaginarias. Entender estos conceptos es importante para el Wadoka razón por la que he decidido dedicarles este artículo. Lo que hare a continuación es tratar de explicarlos de la manera más sencilla posible. Como siempre, no duden en escribirme si tienen alguna duda.




Muchas veces hemos escuchado el término “embusen”. Este es un término japonés que literalmente significa “línea de demostración”. “embu” = demostración, “sen” = línea. Comúnmente usamos este término para describir el recorrido de un kata en el piso. Al hacer un kata, seguimos una especie de mapa imaginario que da una idea de las direcciones que el alumno debe seguir durante la ejecución de la misma.



Las graficas A y B representan el embusen del kata Pin-an Ni-dan. La grafica A es solo para representar una idea general de las direcciones en las que el cuerpo se mueve. El diagrama B representa una especie de mapa que el alumno sigue al realizar el kata paso a paso. El punto rojo representa el punto de inicio del kata donde el alumno está en “Yoi” antes de comenzar. 

Así como Pin-an Ni-dan, cada serie de katas tiene su propio embusen. Algunas veces el embusen del kata es una línea recta, otras tiene forma de H, de Y, de T o de L, y otras veces presenta formas mucho más complejas. El objetivo del embusen es establecer una simetría que permita que los movimiento puedan repetirse siguiendo un patrón.

Muchas katas terminan en el mismo punto de inicio del embusen y muchos instructores dicen que si no se termina en el mismo punto la posiciones no estuvieron correctas. Algunos estilos le han dado mucha importancia a este concepto y han ajustado sus katas para lograr terminar en el mismo punto de inicio. En el caso de Wadoryu, esto es totalmente irrelevante por su poca aplicación práctica, es decir, no tiene ningún uso en una situación de combate.  

A parte del valor del embusen como herramienta pedagógica, para nosotros la  principal función del embusen es idear “la mejor trayectoria” para alcanzar el eje central (seichusen) del oponente.





El Seichusen es un concepto fundamental en Wado. Literalmente significa “línea central correcta”. “sei” = correcta, “chu” = centro y “sen” = línea. A diferencia del embusen, el seichusen esta interno en nuestros cuerpos, es decir, no es una línea externa, es una línea interna que atraviesa nuestros cuerpo justamente en el centro, en otras palabras esta linea es el “eje central”.




El seichusen atraviesa una zona en nuestro cuerpo a la que llamamos “tándem”. El tándem concentra el flujo de la energía vitar de nuestro cuerpo, es desde este punto que generamos “Ki” o energía vitar, la que usamos para hacer “kime” y “kiai”. Está ubicado debajo del bajo vientre, detrás del abdomen.



Mediante la práctica del Ido Kihon “Kihon avanzando” los Wadokas aprendemos como movernos eficientemente. Eso implica aprender a usar el seichusen de una manera que contribuya a potenciar la velocidad y la fuerza el impacto. Por tal motivo es imprescindible que un Wadoka tenga buen Kihon pues de esto dependerá todo lo demás.



De igual manera, si nuestro Kihon esta correcto lo mismo se reflejara en los Katas en donde también, como es natural, se aplicaran los mismos principios.



Porque el Seichusen es tan importante para el Wadoka?

Así como nuestro cuerpo tiene un seichusen el cuerpo de nuestro oponente también lo tiene. En Wado muchas de las técnicas esenciales procuran proteger y atacar el seichusen tomando en cuenta que este se mueve durante todo el combate.


En combate es de vital importancia proteger nuestro seichusen. Durante el combate usamos el embusen para trazar una trayectoria hacia el seichusen de nuestro oponente de tal manera que el mismo sea favorable para nosotros y desfavorable para nuestro oponente. 

Favorable para nosotros significa quedar en una posición en la que podamos alcanzar el  seichusen de nuestro oponente de tal manera que uno pueda inmediatamente contraatacar un punto vital de su cuerpo.

Desfavorable para nuestro oponente significa que este quede en una posición en la que no pueda atacar efectivamente sin tener que mover o ajustar su posición. La idea básica es que el oponente no pueda trazar un embusen hacia nuestro seichusen. Es de esa manera que protegemos nuestro eje central.

Grafica #8 “secuencia kihon kumite #2”

En términos simples, debemos movernos fuera del embusen que ha sido trazado hacia nuestro seichusen y crear uno nuevo hacia el seichusen del oponente. Proteger el seichusen consiste en comprender las líneas imaginarias de nuestro oponente hacia nosotros y viceversa. Mientras más protegemos nuestro seichusen, menos vulnerables seremos en combate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario